fbpx
mi gran boda pinterest knots made with love

Mi gran boda Pinterest – El día más feliz de mi vida

Tal día como hoy, 20-05-17, hacía un diazo expléndido de verano en plena primavera. Así como hace hoy en Madrid: un sol radiante, calor y el cielo súper despejado. Tres años he tardado en sentarme a contaros en detalle como fue mi gran boda Pinterest. Para que os hagáis una idea, estuvimos casi dos años para elegir las fotos del álbum. Nosotros no somos nunca prioridad y tengo mil cosas que hacer de la mudanza, pero igual es por eso que estoy nostálgica me apetece rememorar cómo fue nuestro gran día. Espero ordenar bien la información para poder contaros qué proveedores elegimos y los detalles que preparamos. Al final os pondré un resumen por si me extiendo demasiado (entendedme, una fiesta a sí no se tiene muchas veces en la vida!)

Las primeras elecciones: fotográfo, lugar.

Una vez decidimos que nos casábamos teníamos que confirmar dos proveedores claves para nosotros: el fotógrafo y el catering.

El fotógrafo lo teníamos claro desde que Instagram existe People True Love Tellers  sería quien retrataría nuestras emociones ese día. Tanto es así, que le preguntamos fechas disponibles en mayo y tenía solo 2 fines de semana libres. Nos pusimos manos a la obra porque además era clave contar con nuestro catering de bodas favorito de Madrid: El Laurel (no es patrocinado, ya van 5 bodas en la familia confiadas a Elena y Lola). La elección del lugar ya estaba condicionada a los sitios en los que trabajaban, conociéndoles sabíamos que algún lugar nos encajaría 100%, un sitio especial que fuera “muy nosotros”. Hablamos con Elena de El Laurel, nos informó de las fincas en las que trabajaban y elegimos la que tenía unas vistas espectaculares de la ciudad. Coordinamos fechas con ellos y cuadramos el sábado que finca y fotógrafos estaban libres.

Mi maravilloso vestido y el esmoquin de MrKnots

Tenía clarísimo cómo quería mi vestido así que fue a medida. No di muchas vueltas. En cuánto conocí a Raquel Ferreiro y su atelier sabía que ella haría mi vestido. La parte superior en un encaje geométrico maravilloso con escote por la espalda y una falda con miles de capas de un georgette de seda que le daba una caída preciosa. Los zapatos en ante verde con la punta redondeada en dorado, sin mucho tacón para poder llevarlos toda la boda. En los pendientes otro guiño al verde, dorado y blanco, una sortija de mi abuela y mi anillo de pedida. El ramo, ais el ramo, me había enamorado de uno en pinterest con cactus y flores blancas. Se lo encargué a Vera de Ginkgo Biloba y lo hizo todavía más bonito. A juego un detalle para mi recogido, prendidos de padrino y novios y coronitas de las damas.

Alfre eligió un esmoquin que compramos en un viaje a Londres. Yo no supe que estilo de traje era pero lo adiviné, le quedaba impecable. Llevaba unos gemelos muy knots con las A de las invitaciones grabadas en dorado. En las imágenes podéis ver todos los detalles más de cerca.

La ceremonia y la celebración. Nuestra boda: verde, blanco, dorado y geometría.

Para la ceremonia decoramos un rincón lleno de plantas,sillas blancas para nosotros, geometría y la mejor compañía en sillas doradas perfectamente colocadas. Nos sentamos de cara a los invitados, queríamos ver bien cómo nos acompañaban en un día tan especial. Nuestro amigo Javi fue el maestro de ceremonias, no se lo pusimos fácil, tenía que ser en inglés y español para que todos entendieran lo que estaba pasando en cada momento. A nuestro lado se sentaban los niños y niñas: ellos en pantalón corto beige con camisa blanca, tirantes de cuero y pajarita; ellas con vestido blanco de plumeti súper sencillo, unas bailarinas de terciopelo verde como mis zapatos con un detalle que les hizo mi madre en seda de colores verdes, en la cabeza una coronita, no iban para nada disfrazadas.

La ceremonia fue muy bonita, primero Javi contó como nos conocimos y luego nuestras hermanas, Mariola, Vanessa y Rocío, nos dedicaron unas palabras preciosas. Después nuestros votos y el intercambio de anillos. Después del confeti, los invitados tomaron una limonada y cerveza allí mismo mientras nosotros nos fuimos a hacernos fotos con Dani.

Volvimos para el final del cóctel, una delicia de aperitivos y varios corners de comida que complementamos con carteles de madera hechos por nosotros. Nos sorprendieron con la música de Niña Vintage que nos dedicó la canción de “Qué Bien” de Izal versionada por ellos. UNA PASADA. Tienen una energía maravillosa que transmitieron a todos los invitados.

Para el protocolo de mesas elegimos una estructura dorada con los nombres de los invitados impreso en forma geométrica. Las mesas  5 imperiales y el resto redondas estaban vestidas con manteles blancos de algodón, repletas de plantas en el centro que los invitados se llevaron como si no hubiera mañana. Unos meseros dorados de números y el marcasitios con el nombre de cada invitado. El salón estaba espectacular.

Tras de la cena dimos a cada invitado una bombilla para que nos iluminaran a la hora del baile. Para la barra libre preparamos muchos detalles: agitadores, posavasos y carteles de madera con frases como: La penúltima y nos vamos; que viva la barra libre; drinks here…

Otro gran regalo fue un candy bar maravilloso de la mano de mi Eva de Bodas Colorín Colorado y Acaramelada. Lo llené knots, el topper principal como la invitación. Además hicimos en grande la frase de nuestra canción y una sorpresa para el novio de toppers y mini tartas con las fechas clave en nuestra relación.

Tras el baile vino la discoteca por Dosaune que atendieron a nuestras peticiones a la perfección. Sonó la música que nosotros queríamos tener, les pusimos muchas canciones prohibidas y dieron en el clavo con la música que nos hacía felices en nuestro día.

La decoración sin duda fue un auténtico TRABAJAZO. Casi todo lo hicimos nosotros, aunque no hubiera sido posible sin la súper ayuda de la familia el día de antes y ese mismo día minutos antes colocando cosas de última hora. Una vez pasado el toro valoras el currazo que hace una wedding planner y que NO ESTÁ PAGADO lo que cobran porque una boda tan al detalle conlleva mucho trabajo.

Ahora os dejo al fín las imágenes para que podáis ver todo lo que os he descrito.

mi gran boda pinterest knots made with love mi gran boda pinterest knots made with love mi gran boda pinterest knots made with love mi gran boda pinterest knots made with love mi gran boda pinterest knots made with love mi gran boda pinterest knots made with love mi gran boda pinterest knots made with love mi gran boda pinterest knots made with love mi gran boda pinterest knots made with love mi gran boda pinterest knots made with love mi gran boda pinterest knots made with love

 

Estos fueron los proveedores:
Fotografía: People True Love Tellers
Decoración, cartelería y cake toppers: Knots made with love
Catering: El Laurel
Vestido novia: Raquel Ferreiro
Ramo, coronas y prendidos: Ginkgo Biloba
Candy Bar: Bodas Colorín Colorado
Tartas, cupcakes y cake pops: Acaramelada
Música en directo: Niña Vintage
DJ: Dosaune

He omitido la finca porque el trato no fue el que esperábamos, de no ser por El Laurel que se encargó de todo no sabemos cómo hubiera sido la boda (Nada recomendable si no es de la mano de este catering). Mis zapatos, cuando fui probármelos sentí que me echaban, fue una experiencia terrible a pesar de todo me los elegí porque era lo que quería.

Sorry, the comment form is closed at this time.